LORICA SEGMENTATA
"Lorica" es la palabra latina para "armadura"; "segmentata" es un término moderno aplicado a la clásica armadura romana compuesta por bandas metálicas introducida a finales del siglo I antes de Cristo. Sus orígenes son desconocidos.

Hallazgos recientes en el bosque de Teoteburgo y en otros lugares parecen demostrar que la Lórica modelo Cordbridge que tanto nosotros como muchos otros grupos de reconstrucción romana usamos no es el primer modelo que usaron las legiones.El modelo más antíguo es el llamado Kalkriese. Sí es sin embargo el único estilo que podemos reproducir con completa exactitud. En el siglo II después de Cristo empezó a utilizarse el estilo Newstead.

Mike Bishop tiene una interesante página web sobre la "lorica segmentata" en www.loricasegmentata.org, o www.armatura.connectfree.co.uk/loricaseg/

Los siguientes diagramas y consejos son para construir una coraza Corbridge typo A, seguidos por las opciones diferentes del tipo B.(Atención a las sutiles diferencias en los detalles). Los diagramas completos podeis encontrarlos en "Excavations at Roman Corbridge: The Hoar".La página web "Armamentarium" tiene fotos y dimensiones de muchos de los restos hallados http://museums.ncl.ac.uk/archive/arma/

Corbridge-A........ Cordbridge-B ........Newstead ........Patron modelo Newstead

El nombre de las diferentes partes de la armadura y de los diferentes tipos de armadura son convenciones modernas, y no deben ser usadas como términos originales romanos propios de la antiguedad.

Hemos incluído patrones para los que deseen construir un lorica segmentata. Están a tamaño siempre que los impiman sin la opción "ajustar a toda pagina" de la impresora.

PATRON-1 .....PATRON-2 .....PATRON-3 .....PATRON-4 .....PATRON-5

La lorica se compone de cuatro partes principales: Secciones laterales del cuello izquierda y derecha con las correspondientes hombreras y secciones de cintura izquierda y derecha.

En cada sección de cuello la placa pectoral está unida por bisagras a la placa central que a su vez está unida también por bisagras a la placa dorsal superior. Las placas dorsales media e inferior están unidas a la superior por correas de cuero internas.Unidas a esas placas por tres correas de cuero está la sección superior de la protección del hombro, tres placas (delantera, central y trasera) unidas por bisagras, y cuatro bandas de tamaño decreciente a medida que su posición es más externa.

Las secciones de cintura están atadas por delante y por detrás y suspendidas de las secciones del cuello por unas correas con hebilla, 4 en la parte interior (2 en cada lado) y 2 en la parte frontal externa (en el modelo B se usan ganchos y ojetes en vez de correas). Las secciones del cuello se unen entre sí por medio de unas correas con hebilla situadas en la parte delantera y trasera. La forma idónea de ponerse la lorica es como una chaqueta, con la parte trasera ya atada, atándose después la delantera. Debido al peso es necesaria la ayuda de otra persona para colocarsela comodamente.

Es muy aconsejable construir un modelo de la lorica en cartón antes de cortar las tiras de metal para comprobar la talla y ajuste de la armadura.

ANTES DE EMPEZAR

Se debe hacer el subarmalis antes de construir la lorica. Es necesario poner un buen relleno en los hombros del subarmalis para conseguir que las placas del cuello y hombros tengan la "caída" adecuada, es decir, se mantengan casi horizontales en vez de caer en ángulo. El relleno consigue también que el uso de la armadura sea mucho más confortable. No es imprescindible forrar el cuerpo del subarmalis pues su función básica es proteger la túnica del roce con la armadura. Encontrareis buenos consejos para ajustar el tamaño de vuestra lorica en http://www.uncg.edu/~tarule/sca/roma/lorica_segmentata.html.

PLACAS

El material básico para construir la lorica es plancha de acero de dureza media y unos 1,1 1,2 mm. de grosor, nunca useis acero galvanizado ni inoxidable. A la parte exterior se le debe dar un acabado satinado brillante con papel de lija de grano fino o estropajos "Scotchbrite" verdes de limpiar cacharros de cocina antes de unir cualquier correa o bisagra.

La armadura debe estar aceitada con aceites de tipo "3 en 1" o aceite de armas para prevenir el óxido. Es preferible no usar aceite de oliva o de lino porque dejan una capa amarillenta en el metal. Algunos utilizan cera para coche, que parece funcionar bastante bien aunque deja restos alrededor de las partes enganchadas. Siempre se debe secar la armadura después de utilizarla y buscar a menudo signos de óxido.

La parte interna de las placas originalmente debía ser negra producto del proceso de forja, por lo que se pueden ennegrecer al calor o pintar con una pintura negra anti-óxido. También se puede utilizar plancha de acero trabajada en caliente en vez de plancha trabajada en frío, dejando negro el interior y limpiando el exterior con vinagre, que eliminaría la mayor parte, y acabandola con papel de lija y estropajos.

No hay evidencia de que el exterior de las placas estuviese ennegrecido o pavonado; teniendo en cuenta el gusto de los romanos por estañar o platear el latón y el bronce, es muy posible que prefiriesen un acabado plateado. De hecho los restos encontrados en Carnutum y otros lugares parecen haber sido estañados.

En general las bandas metálicas de la cintura medían 5,5 cm. de ancho como máximo y las del hombro medían sobre 5 cm. Es muy útil conseguir tiras de metal ya cortadas en la tienda a estas anchuras, de manera que solo se tengan que cortar a medida.

Se necesitan 8 pares de bandas para la cintura y 4 placas de hombrera en cada lado, normalmente 2 largas y 2 cortas aunque se pueden cortar a tamaño decreciente. Las placas de hombrera y cintura se superponen unos 6 mm. aunque se puede variar esta medida en base al largo del torso del usuario.

Los bordes de las placas del cuello que están en contacto con él, las placas superiores de cintura en la parte que queda en contacto con los sobacos y toda la parte inferior de la placa más baja de la cintura, deben ser enrrollados, doblados, de manera que presenten un borde redondeado en contacto con la carne. También se puede "engordar" a base de golpes de martillo, proceso relativamente difícil y que es mejor hacer con el acero al rojo.

Es más fácil doblarlo en una anchura de 6 mm. con unas tenazas grandes, poco a poco, trabajando la pieza a lo largo. Cuando el doblez se acerca a los 90º se acaba de doblar sobre sí mismo con un martillo. También se puede dejar doblado en ángulo entre 30º y 90º o incluso aplicar los dos sistemas. También se puede doblar la placa más externa de las del hombro.

GUARNICIONES

Las guarniciones eran de latón. Se pueden usar tijeras para metal, sierras, pequeños cinceles o una herramienta DREMEL para cortar el latón y los bordes deben acabarse a la lima. Deben tener cuidado al usar herramientas de acero con el latón ya que pueden dejar marcas permanentes.

Doblar las bisagras es más fácil si se templa el latón: Se calienta en una llama de gas hasta que se pone al rojo y después se sumerge en agua. (nunca se debe trabajar el latón en caliente). Este proceso decolorará el metal pero una mezcla de agua y vinagre al 50% con un poco de sal se lo devolverá en minutos. Un buen frotado y pulido le devolverá un brillo de espejo. El latón que no sea templado debe ser frotado para eliminar cualquier capa de protección. Las guarniciones de latón pueden ser estañadas o plateadas.

Las bisagras se hacen con plancha de latón de 0,5 a 0,8 mm. de grosor, 3 hojas de 25 x 10 cm. suelen bastar. Se puede usar latón de 0,4 mm. de grosor para las bisagras de las bandas superiores de las hombreras, pero no para las de las placas del cuello o las hebillas de las correas. Para 8 bisagras se deben cortar 16 mitades, cada parte de la bisagra tiene 2 capas. Cada pieza se debe doblar por la mitad con una barrita de 3 mm. de diámetro en el punto de doblez, apretando después con unas tenazas o un tornillo de banco para formar el "tubo".

También se puede empezar cortando rectángulos del tamaño adecuado, doblarlos por la mitad y cortar entonces la forma de la bisagra, las dos capas a la vez, con una sierra de joyero. Así se asegura que las dos partes coinciden y nos ahorramos trabajo con la lima.

Se cortan secciones alternas del tubo, de forma que encajen las dos mitades de la bisagra. Se debe tener en cuenta que la mitad superior sobresale de la placa a la que estará unida mientras que la mitad inferior reposará llana a unos 6 mm. en el interior de su placa. Se liman bien para igualar los bordes.

Se usa barra de latón de 3mm. de diámetro como eje de las bisagras, achaflanando los extremos para fijarlo.

Una vez marcados y perforados los agujeros para los remaches, se debe asignar cada una de las bisagras a una parte concreta de la armadura y marcarla adecuadamente. Se debe marcar y agujerear cuidadosamente cada placa de la armadura con sus propias bisagras, pues cada una de ellas es ligeramente diferente y no son intercambiables.

Las bisagras de hebilla se construyen de forma parecida. Las hebillas se realizan con tiras de plancha o barrita, los extremos aplanados y con sendos agujeros de 1,5 mm. La "lengua" de la hebilla se hace también con tiras de plancha. Se necesitan 4 bisagras de hebilla más 4 hebillas sueltas para las correas del interior de la armadura.

Los bucles para atar la armadura se cortan a partir de latón de 1,2 mm. y se necesitan 24. Se cortan rectángulos y la mitad de su longitud se dobla sobre sí misma de forma que tengamos una parte ancha y otra estrecha. Esta parte estrecha se dobla hacia atrás formando un círculo. Los bucles se remachan en la parte inferior de las bandas de la cintura, en las de la izquierda sobresaliendo ligeramente del borde y en la derecha a unos 2 cm. hacia el interior de forma que una vez atadas, las bandas se superpongan. Las dos bandas inferiores no tinen bucles.

Algunos bucles originales parecen haber sido hechos a partir de barra de latón aplanada hasta la mitad de su longitud para formar la base.

Los discos de adorno son estampados en latón fino, de unos 0,25 mm. Algunos estaban muy adornados mientras que otros eran muy simples. Se puede partir de una barra de latón de 2 cm. de diámetro para hacer el estampador. se taladra un agujero en el centro, se redondean los cantos y se practican unos cortes radiales con sierra para acabar con un motivo de inspiración floral. Se estampa la plancha primero con un anillo de metal de 2,5 cm. de diámetro para levantar los bordes y luego con la "roseta" que hemos creado. Todo ello apoyando el latón sobre cuero grueso. También se puede buscar algún tirador de cajón con un motivo similar para usarlo como estampador.

Photo courtesy of Legio IX Hispana, USA
REMACHES

Se usan tres tipos de remaches de latón: de cabeza plana, de cabeza redonda pequeña y de cabeza redonda grande. Los de cabeza plana (con vástago de 3 mm. de diámetro) se usan para remachar las bandas de la cintura y de las protecciones de los hombros a las correas de cuero que las unen por el interior y se necesitan unos 130. Se colocan desde el interior a traves del cuero primero y metal después, y se aplanan por fuera sobre el metal, sin necesidad de arandelas.

Se necesitan unos 160 remaches de cabeza redonda pequeña, también de unos 3 mm. de vástago, para las bisagras y los bucles. Se necesitan unos 24 remaches de cabeza redonda grande para unir las placas superiores de los hombros y las placas dorsales a sus correas de cuero y los discos estampados a sus respectivas placas. Caso de no disponer de remaches grandes, se pueden usar remaches pequeños.

Aparentemente el contenido de Zinc de los remaches romanos era muy bajo (del 5 al 10%), así que los remaches pueden ser de latón o cobre. Los remaches comerciales de cobre con una cabeza de 1,25 cm. con círculos concéntricos en ella, deben ser evitados. Los clavos de cobre para tejados o los de clavar moqueta son más realistas. Ya que los remaches de cabeza grande deberán ser remachados sobre cuero, se necesitan 24 arandelas. Pueden servir cuadrados de latón de 1,5 x 1,5 cm. con un agujero en el centro. No es necesario que tengan un buen acabado.

Los agujeros no deben ser más anchos de lo necesario para que los remaches pasen por ellos. Se deben eliminar las rebabas con lima. Una vez colocados los remaches se corta el exceso de longitud del vástago a unos 2 mm. de la superficie del cuero o arandela más la rebaba que dejemos al cortarlo.

Los remaches de cabeza plana pueden ser apoyados en una superficie dura y plana para ser remachados, pero los de cabeza redonda necesitan de una herramienta que es una pieza de metal con agujeros redondos de diferents diámetros en élla, de manera que se puedan apoyar las cabezas de los remaches en los agujeros y no se aplanen al golpear con el martillo. Para mantener las arandelas en posición mientras se remacha, se puede utilizar cinta adhesiva.

PIEL

Las correas de las bandas de la cintura miden de 2,5 a 3,75 cm. de ancho por 35 cm. de largo. Los pares de agujeros están separados de 4 a 5 cm. dependiendo de la altura del usuario, con la excepción de la parte superior de la correa central que coincide con la parte de la banda superior doblada sobre sí misma para no dañar los sobacos, así que esos agujeros están situados un poco más abajo.

Cada trío de placas dorsales está remachado a un par de correas de cuero de 17,5 a 20 cm. de largo por 2 cm. de ancho. Estas correas se extienden más allá del final de la placa dorsal inferior para poder atarse en las hebillas de la parte interior de la banda de cintura superior. Las hombreras se conectan por medio de tres correas de cuero de 2 cm. de ancho, por 25 cm. de largo las traseras y 21,5 cm. las medias y delanteras.

CONSTRUCCION

La mejor manera de construir una lorica es empezar por las bisagras. Una vez dominado el tema de las bisagras y hebillas el resto es mucho más fácil. Cuando las guarniciones de latón están hechas solo es cuestión de cortar las placas, limar los bordes, pintar o ennegrecer el interior, doblar los bordes en los sitios indicados y curvarlas hasta que se adapten al cuerpo. Las placas superiores de los hombros, las del cuello y parte superior de las del pecho deben ser curvadas siguiendo la forma del hombro antes de remachar las bisagras que las unen. Se conectan las placas del cuello a las dorsales y se colocan todas las bisagras de hebilla. Se curva el resto de placas de los hombros y se remachan a las correas de cuero empezando por la más exterior. Después se unen a las placas del cuello y por último se remachan las placas superiores de los hombros.

Las bandas de la cintura tienen todas la misma longitud y los agujeros de los remaches están colocados en el mismo lugar en todas las bandas. No se debe intentar compensar por el ligero desfase de las bandas al superponerse moviendo los agujeros de los remaches o haciendo las bandas superiores más largas que las inferiores.

Los bucles y hebillas pueden ser remachados antes de doblar las bandas de cintura, pero es más fácil hacerlo sin ellas.

Las bandas de cintura tienen una forma más aproximada a una U que a un semicírculo. Se debe dar forma primero a la banda inferior y ajustar cada una a la anterior. Finalmente ajustar las placas superiores. No deben ejercer presión en la parte interior de los brazos ya que es muy incómodo. Siempre es preferible que si hay una holgura esté en la parte frontal o dorsal.

Finalmente se remachan las bandas de cintura empezando otra vez desde la parte inferior y haciendo los agujeros de uno en uno para impedir desajustes de última hora. Se marca y agujerea uno de ellos y después de remacharlo se marca y agujerea el siguiente.

Photo courtesy of Legio IX Hispana, USA
Diagrama de colocación
LORICA TIPO "B"

--Ganchos y ojetes conectan la sección del cuello a la de la cintura.Se deben cortar 6 ganchos de latón de 1,2 mm. de grosor de igual tamaño al de los bucles pero con lenguas 1,25 cm. más largas. También 6 ojetes en latón del mismo grosor.

--Las bisagras son menos refinadas que en el tipo A

--Solo hay siete bandas de cintura por lo que solo se necesitan 20 bucles para anudar. Y estos se sitúan a 1 cm. por encima del borde de las bandas.--Las correas de las placas dorsales pueden ser de 1,25 cm. o cuadradas de 10 cm.

--La placa central de las placas superiores de los hombros tiene forma pentagonal con la punta apuntando al cuello.

NOTAS FINALES

Los hallazgos en Corbridge en los que se basan los planos e instrucciones de esta página, incluyen seis secciones de cuello, numeradas de la 1 a la 6. Las primeras cuatro son de tipo A mientras que la 5 es de tipo B y la 6 es de tipo C. También seis secciones de cintura etiquetadas como corazas I a la VI siendo otra vez las dos ultimas de tipo B y C. Algunas de las secciones han perdido alguna placa, habiendo suficientes restos como para reconstruir tres o más loricas, aunque parece bastante evidente que en realidad todas ellas pertenecían a diferentes armaduras.

Los planos de las placas de cuello y de las hombreras de la armadura tipo A que presentamos en esta página están basados en la coraza número 1 de Corbridge mientras que las placas superiores de los hombros pertenece a las corazas 2, 3 y 4. Las placas superiores de los hombros de la armadura 1 están adaptadas al tipo B, al parecer de resultas de una reparación. Las bisagras y discos de adorno son muy diferentes de los de las secciones del cuello, pero son similares a los de las corazas 5 y 6 de tipo B. Las corazas 1 y 5 tienen cuatro bandas en las hombreras, dos largas y dos cortas, como la mayoría de las reconstrucciones actuales. Sin embargo la coraza número 3 tiene las cuatro bandas cortas y no hay ninguna prueba de que dos de ellas se hayan roto por el uso. La coraza 4 tiene solo tres bandas y la coraza 2 tiene solo dos, aunque bastante más anchas, aunque es bastante difícil definir si fueron construídas así o se han perdido bandas.

No existe evidencia de que la lorica fuese construída nunca con otro material que el acero. Aunque existen muestras de armadura de "escamas" hechas de cuero procedentes del siglo tercero después de Cristo, y dos o tres referencias literarias de la misma o posterior época, ninguno de los abundantes hallazgos de artículos de cuero procedentes de la época imperial o tardorrepublicana pertenece a una armadura. Por otra parte, guarniciones de lórica hechas en latón se encuentran facilmente por todo el imperio y usualmente están remachadas a restos de acero corrído. También hay muchas referencias literarias sobre armaduras brillando a la luz del sol.

De la misma manera, nada hace pensar que la famosa armadura musculada fuese nunca hecha de cuero, sino más bien de bronce pulido o plateado o incluso de acero. Hay pocas descripciones del color de las armaduras pero siempre la presentan como amarilla/oro o gris/plata y nunca marrón o negra. El metal protege más que el cuero y no se reblandece cuando se moja. Los altos oficiales como Tribunos y Legados eran aristócratas que seguro querían brillar al máximo y para los que el costo de una armadura era irrelevante.

El cuero sí fue usado para el subarmalis, entre la túnica y la coraza. Las pteruges o cintas de cuero que se pueden ver a menudo en las estatuas romanas puede que estuviesen cosidas al subarmalis y eran posiblemente de cuero. Los romanos a menudo teñían el cuero pero no tenemos constancia del color de las pteruges.

¡Cuidado con Hollywood! Los directores de cine siguen representando a sus "romanos" en armaduras marrones o negras, contradiciendo cualquier posible evidencia e incluso el sentido común. Incluso algunos artistas y escritores siguen refiriendose a armaduras de cuero, basicamente porque no tienen suficiente información.