LORICA SQUAMATA
La armadura compuesta de pequeñas escamas de metal cosidas a un tejido resistente era conocida por los romanos como Lorica Squamata. La solían utilizar los porta estandartes, los músicos, los centuriones, las tropas de caballería y las tropas auxiliares. Una armadura de escamas es similar en forma a una de malla, larga hasta medio muslo y con una pieza en los hombros a modo de capa. Es posible que estuviesen abiertas por detrás o uno de los lados para facilitar su uso, aunque no está comprobado. Muchos autores han teorizado sobre la supuesta vulnerabilidad de la lorica de escamas a los golpes dirigidos de abajo a arriba, pero seguramente se ha exagerado sobre ello.

Las escamas individuales (SQUAMAE) eran de latón o bronce, incluso alternando metales en algunos casos. Podían estar estañados, un fragmento hallado estaba compuesto de escamas de latón alternadas estañadas y no estañadas. El metal era bastante delgado, sobre 0,5 mm. de grueso. Pero dado que las escamas se superponen en todas las direcciones, la gran cantidad de capas ofrecían buena protección. Los tamaños de las escamas variaban entre los 6x9 mm. hasta 5x7,5 cm. siendo el más común de 1,2x2,5 cm.

Algunas tenían la parte inferior redonda, otras acabada en punta o recta con los ángulos redondeados. Las escamas pueden ser planas, abombadas o tener una espina central elevada para darles resistencia.

Las escamas estaban atadas antre sí con alambre en filas que eran cosidas a la base de tela. Para esto cada escama tenía entre 4 y 12 agujeros, dos o más en cada lado para crear las filas, una o más para atarla por la parte superior a la tela y a veces otros agujeros en la parte inferior para atar las filas entre sí. Si las escamas se aguantan por sí solas sin la ayuda del tejido, entonces la armadura es llamada "Lamellar".

Lo normal es que tengan dos agujeros en cada lado y uno o dos en la parte superior.

En el año 2001 se encontró un gran fragmento de lorica squamata en Carlisle, seguramente de la capa. También se han encontrado fragmentos del tejido de soporte, de lino relleno al parecer de paja para mejorar la protección contra los golpes y quizás también contra el desgaste por el roce con los alambres de fijación de las escamas.

Otra variación sobre el mismo tema es la "Lorica Plumata" que consiste en una cota de malla recubierta de pequeñas escamas. Se han encontrado varios restos, siempre construídos con anillos y escamas minúsculos. La parte superior de cada escama estaba doblada en ángulo de 90º y se le habían practicado cuatro agujeros, por los que pasaban los anillos de la malla. Este tipo de armadura parece haber sido propio de oficiales unicamente.