REUNION LEGIONARIA EN PETAVONIUM
Astorga Comida en las Medulas León, 29 de marzo de 2005

El pasado día 23 de marzo se congregaron en la ciudad de León algunos de los miembros del grupo de reconstrucción histórica de la Legio VIIII Hispana, con objeto de visitar restos del pasado romano de la zona y realizar actividades reconstruccionistas.
La elección de la ciudad española de León para el encuentro se debe a su origen romano, puesto que fue fundada por la Legio VII Gemina en época Flavia, pasado del que conserva numerosos testimonios. Igualmente cobra relevancia por su proximidad a otros restos romanos de gran importancia, tales como Asturica Augusta (capital de conventus, la actual Astorga), Petavonium (campamento de la Legio X Gemina) o Las Médulas ( minas de explotación aurífera Patrimonio de la Humanidad). Todo ello en el marco de las denominadas genéricamente guerras cántabras y posterior explotación de los recursos del entorno.
El día 23 de marzo tuvo lugar la cena de recepción del encuentro, a la que acudieron miembros del grupo de reconstrucción histórica de la Legio VIIII Hispana así como algunos miembros de la asociación Nova Roma de España y Reino Unido.
El día 24 fue reservado para la visita a la ciudad de Astorga y al paraje natural de Las Médulas. Las exigencias impuestas por la densidad de la visita obligó a la organización del evento a reducir la estancia en la antigua Asturica Augusta, limitando la visita a su Museo Romano, a sus murallas del siglo IV, mosaicos de la Plaza Romana, restos de las termas mayores y del foro. La visita finalizó observando, desde el adarbe de la muralla, la mítica silueta de la montaña del Teleno, la gran divinidad guerrera Astur.
Esa misma mañana llegaron los participantes a Las Médulas, en las que fueron introducidos, a través de su aula arqueológica, en la magnífica obra de ingenería que tuvo lugar en este paraje para obtener oro de los estratos más profundos de la montaña a través de método de la Ruina Montium. La acción del pasado romano en el paisaje cobra aquí todo el dramatismo imaginable. La luz del atardecer permite contemplar desde su mirador el fulgor de la inmensa masa rojiza bajo nuestros pies. Todo se completó con un paseo entre los castaños milenarios de origen itálico y la posibilidad de experimentar la claustrofóbica sensación de transitar casi a oscuras por las galerías cavadas a pico hace casi dos mil años.
Los más nocturnos aprovecharon encontrarse en la ciudad de León para disfrutar de la noche de "Genarín", que para los no iniciados se sintetizaría en una noche de exaltación etílico-pagana en medio de la Semana Santa.
Al día siguiente el programa reservaba para los citados al encuentro la visita al antiguo campamento romano de la Legio X Gemina y del Ala II Flavia, localizado en el norte de la provincia de Zamora. Este yacimiento arqueológico muestra algunas estructuras reconstruidas en madera para permitir al turista dar rienda suelta a la sugestión. Así, en medio de un paraje de deforestación milenaria, al abrigo de los vientos y al pie de antiguos asentamientos castreños indígenas, pudieron los miembros de la Legio VIIII Hispana desarrollar sus evoluciones al uso romano. El lugar no pudo ser mejor, ya que, torres, puertas, cisternas y una evocadora edificación basílical de madera, permitieron dar un marco idóneo para las fotografías de propios y turistas, que sorprendidos, no dejaron de aprovechar la ocasión. La visita al yacimiento finalizó en su aula arqueológica y en su pequeño, pero interesante museo.
El día finalizó cenando en una bodega o cueva de la localidad leonesa de Valdevimbre, en la que se pudo degustar la comida tradicional de la provincia.
El sábado 26, centró la visita en la ciudad de acogida, León. El arqueólogo Emilio Campomanes expuso para los participantes del evento una interesante conferencia sobre los restos del León de la Legio VII, en la que gracias al amplio material gráfico pudo anticiparnos el contenido de la posterior visita guiada. Dentro de este paseo arqueológico se pudo contemplar un yacimiento actualmente en excavación, que arroja incognitas sobre el pasado romano de una ciudad, quizás poco dimensionado.
La tarde fue reservada para contemplar las maravillas románicas, góticas y platerescas de la ciudad... que no todo se acabó con Roma.
La noche fue el momento de las impresiones,las despedidas y los nuevos emplazamientos, por que seguro que nos volveremos a ver.

Francisco José García Valadés (M.Octavianvs Ivnior)

miembro de la Legio VIIII Hispana

Muralla romana de Astorga. Picnic en las Médulas con todo el personal y familia.
Vista General Medulas Detalle Medulas
Vista general de las Médulas desde el mirador. Boca de una de las explotaciones mineras.
Excavaciones Petavonium Puerta Campamental Petavonium
Reconstrucción de una de las puertas del campamento.
Excavaciones en Petavonium.
Interior basílica
Vista General Petavonium
Vista general del campamento. Interior de la basílica usada como vestidor.
Futuros tirones Mena vexillario
Las futuras generaciones de la legio VIIII Hisp. Quinto Mena como vexillarius.
Grupo legionarios 1 grupo legionarios 2
Octa Sr., Astur y Octa Ior. en posición de defensa. Octa Sr. Astur y Octa Ior. en posición de ataque.
Grupo legionarios 3 Grupo legionarios 4
Ior., Pom, Paullus, Astur y Sr. en las murallas. Ior., Astur, Paullus y Pertinax triunfantes.
Grupo legionarios 6
Grupo legionarios 5
Ior., Sr., Astur y Mena con el vexillum de la legio Ior., Astur, Paullus y Pertinax en plano medio.
Octa Sr. 1 Octa Sr. 2
Octavianus Sr. Vista 1 Octavianus Sr. Vista 2
Octa Sr. 3 Octa Sr. 4
Octavianus Sr. Vista 3 Octavianus Sr. Vista 4
Octa Sr. 5
CN·SALVIVS·ASTVR·CONCIVIBVS·COMMILITONIBVSQVE·S·P·D
S·V·B·E·E·V

Ahora que tengo un momento de respiro, justo antes de marcharme a
Lutetia Parisiorum, me permito comentaros el resultado de la actividad
prevista para las pasadas feriae de Quinquatrus: la visita al
territorio original ocupado por la Legio VII Gemina.
Lo primero que me gustaría resaltar fue la buena marcha de todas las
actividades. A pesar de ser un número importante de asistentes -- más
de una veintena en algunos momentos, incluyendo niños -- todo se
desarrollo sin prácticamente ningún tropiezo, e incluso cumplimos con
el horario previsto prácticamente en todo momento. Creo que esto se
debe a una buena planificación por parte de los organizadores del
evento (ejem, ejem... momento de modestia total) y al hecho de que
reservaron mesa en todos los restaurantes que estaba previsto visitar.
En estos términos, ha sido la mejor de nuestras reuniones hasta el
momento, y confío en que siente un precedente para la organización de
futuras reuniones.
A pesar de tener un horario bastante cargado, fuimos capaces de
realizar todas las actividades previstas. El primer día, tras una
visita relámpago a Astorga que supo a bastante poco, y que sin duda
nos obligará a volver para saldar la cuenta pendiente con la catedral,
el palacio arzobispal y el cocido maragato, pudimos refocilarnos con
largueza en el paraje único que son Las Médulas, del que podréis ver
más de una fotografía. Allí aprendimos mucho sobre las impresionantes
técnicas de minería romana, e incluso pudimos llenar el suelo de
nuestros coches de tierra que, técnicamente, tiene una proporción
relativamente importante de oro.
Al día siguiente, visitamos el campamento del Ala II Flavia en
Petavonium, y lo pasamos, literalmente, como enanos. Nos pusimos todo
el equipo de legionario, desfilamos, nos hicimos fotos haciendo
guardia desde las diferentes reconstrucciones de las torres del
campamento, arrojamos (y partimos) unos cuantos pila, nos mojamos
(poco) con la lluvia, comprobamos que con una capita de nada se puede
sobrevivir en un día de lluvia en Marzo sin siquiera pasar demasiado
frío, comimos en el interior de una reconstrucción de una basílica,
discutimos de todo lo humano y divino, vimos el museo de Petavonium y
cenamos en un espectacular restaurante construído en una cueva que
ríete tú de Bolsón Cerrado. Y, lo más importante, le perdimos el miedo
a que la gente nos viese vestidos de romanos y quedamos infectados,probablemente para siempre, de "reenactmentitis".No me lo había pasado tan bien desde que tenía ocho años. ;-)
La juerga padre, oiga. Divertido, pero divertido de verdad. Yo casi no
puedo esperar a la próxima vez que nos vistamos de romano. Si hay algo
que se pueda aproximar vagamente a saber lo que sentía y lo que
pensaba una persona en la Antigüedad, pasa necesariamente por esta
experiencia.
El sábado vimos León (catedral gótica, San Isidoro, murallas romanas
de los siglos I y IV d.C., puente romano), incluyendo una visita
estrella a un yacimiento arqueológico en estudio guiados por un
arqueólogo, pero no nos vestimos de romano ni nada. Una pena. ;-)
Resumiendo; que lo pasamos muy, muy bien. Ya pueden todos los que no
vinieron crujir los dientes y rasgarse las vestiduras. Y aviso; pienso
repetir el mismo tipo de jolgorio en el futuro próximo, así que...
avisados quedáis. :-)

BENE·VALETE·TV·TVIQVE·OMNES
CN·SALVIVS·T·F·A·NEP·OVF·ASTVR·SCRIPSIT
Octa Ior. 1
Octavianus Sr. Vista 5 Octavianus Ior. Vista 1
Octa Ior. 3 Octa Ior. 4
Octavianus Ior. Vista 2 Octavianus Ior. Vista 3
Octa Ior. 4 Octa Ior. 5
Octavianus Ior. Vista 4 Octavianus Ior. Vista 5
Octa Ior. 6 Pertinax 1
Octavianus Ior. Vista 6 Pertinax Vista 1
Pertinax y Pom Quinto Mena 1
Pertinax y Pom Quinto Mena 1
Quinto Mena 2
Tortuga Vista 1
Quinto Mena 2 Tortuga Vista 1
Tortuga Vista 2 Muro de escudos
Tortuga Vista 2 Muro de escudos
Limes 1
Limes 2
De guardia en el limes. Y qué frío...
Limes 3 Limes 4
Combate 1 Combate 2 Malditos bárbaros... siempre vigilantes.
Salvete omnes

El pasado sábado 26 de Marzo de 2005 se celebró el primer evento de reconstrucción histórica del grupo Legio VIIII Hispana, perteneciente a la asociación Nova Roma, provincia Hispania.
Tuvo lugar en Rosinos de Vidrales, provincia de Zamora, en lo que fue en su día el campamento de Petavonium del Ala II Flavia. Era ésta un ala de caballería auxiliar dependiente de la Legio VII Gemina de León.
A pesar de un tiempo inclemente, frío y ventoso, y una lluvia intermitente, se consiguió reunir un contubernio completo, o sea ocho personas, incluyendo un vexillarius y un capsarius. Se realizaron diversos ejercicios, entre ellos la marcha agrupada, la formación de tortuga y el ataque a la carrera. También se realizaron simulacros de combate a espada y lanzamiento de pila, quedando demostrado tanto la escasa potencia lanzadora de los legionarios como la también escasa resistencia al maltrato de los pila.
La experiencia fue altamente satisfactoria para todos los implicados, más para los directamente implicados que para sus familiares, que tuvieron que soportar el frío sin disfrutar de la "acción", y dispusieron de varias horas para meditar sobre las razones por las que seguían unidos/as a los "respectivos".

Primus Minicius Octavianus
Práctica de combate Escudo contra escudo
Combate 3 Combate 4
Maldita ciatica... Pax romana
Aula 1 Aula 2
Aula arqueologica 1 Aula arqueologica 2
Aula 3 Aula 4
Aula arqueologica 3 Aula arqueologica 4
Aula 5
Aula 6
Aula arqueologica 5 Aula arqueologica 6
Aula 7
Aula arqueologica 7