TUNICA

La pieza básica de vestido es la túnica, compuesta por dos rectángulos de tela de lana o lino, de color rojo, blanco o crudo, y unas medidas de 75 a 120 cm. de largo por 60 a 100 cm. de ancho cosidos por los lados y los hombros. Se cortan a través del sentido de la tela, de manera que se aprovecha el orillo o borde de la propia tela como final de la túnica. Dado que las telas actuales suelen tener un ancho superior al de las telas de la época romana, solo se podrá utilizar el borde en un lado, superior o inferior.
Se pueden usar mangas cortas, de 15 cm. de largo por 30 de alto, añadidas a los patrones del cuepo, pero parece que era más común usar túnicas sin mangas. La túnica se vestía ancha y caída, no ajustada como una camiseta. Debe alcanzar o superar las rodillas, pero al llevarla ceñida con un cinturón o cordón en la cintura, al ablusarse, debe quedar por encima de las rodillas. Esta era la característica típica de las tunicas militares, quedar por encima de las rodillas, curiosamente este detalle de indumentaria solo lo usaba otra clase social, los esclavos. Las túnicas de militares no usaban clavii, franjas verticales de color.

Se han encontrado restos de túnicas con el cuello redondo, pero lo más usual era un simple corte horizontal de unos 50 cm. de largo conseguido simplemente no cosiendo ese trozo de la parte superior. A menudo en situaciones de trabajo duro se pasaba el brazo derecho por ese corte, de forma que tenía mayor libertad de movimiento. Dada la amplitud del agujero es conveniente utilizar nudos o fíbulas (broches) para mantener la túnica sobre los hombros. También se pueden coser dos puntos cercanos al cuello.

Cualquier lana blanca o de color crudo puede servir, no es necesario que tenga el grosor de una manta, pero debe ser 100% lana, no mezcla.

No sabemos qué se solía usar debajo de la túnica, pero es aceptable el uso de ropa interior por comodidad. Se puede hacer con lino blanco o crudo y poco más o menos la misma forma que la túnica. También es aceptable el uso de túnicas de lino en climas muy calurosos.

Coser una túnica es muy simple. Siempre se debe lavar primero la pieza de lana, para evitar sorpresas posteriores. Si se utiliza lino atención con su tendencia a deshilacharse, por lo que se le ha de hacer un dobladillo o rematar justo después de cortarlo. Preveer que el tejido se encojerá unos 8 cm. por metro a lo largo y a lo ancho. El lino puede lavarse en caliente pero la lana debe lavarse en frío. Una vez planchada la tela puede medirse y cortarse para hacer la túnica.

Es mejor confrontar las dos mitades para coserlas por el interior y luego darle la vuelta. Se puede usar hilo de algodón corriente, pero para mayor autenticidad es preferible usar hilo de lino si se encuentra. Se puede usar máquina de coser para unir las dos mitades, ya que el cosido no se verá, estará en el interior, pero es preferible coser a mano los dobladillos que irán a la vista, aunque la opción más realista es evidentemente coser a mano toda la pieza. Para los dobladillos en lino es aconsejable darles dos vueltas para que el borde quede totalmente interior y hacerlos de unos 6 a 9 mm. de ancho. Planchar los dobleces antes de coserlos facilita el trabajo enormemente. Si la túnica de lino no tiene todos los bordes cosidos o rematados, es mejor lavarla en agua fria, y nunca usar secadora, como si fuera de lana.
Para los muy puristas, en Roma la tela se blanqueaba con orina y humos de azufre , aunque no asumimos responsabilidades si se pone en práctica dicho proceso.

Un cinturón muy simple puede hacerse con un trozo de lino o lana de unos 10 cm. de ancho, doblando los lados sobre sí mismos hasta el centro de la pieza y luego por la mitad, y cosiendo a lo largo.

La discusión sobre el color de la túnica militar es intensa por decirlo de alguna manera. Ninguna fuente se muestra categórica al respecto y las pinturas o mosaicos que han llegado hasta nuestros días son contradictorios ya que muestran soldados con túnicas de diversos colores. Parece predominar el color blanco o blanquecino y los varios ejemplos con túnicas de color rojo podrían ser oficiales y centuriones. En la pintura al fresco de la parte superior, un dibujo caricaturesco que representa el juicio de Salomón, podeis ver lo que parecen túnicas de color crudo, azulado y rojo. Si os interesa el tema, os ofrecemos más informacion en la pagina EL COLOR DE LAS TUNICAS